Francisco Vázquez-Grande: 100.000 millones para la banca española. ¿Rescate o golpe de gracia?

Washington, D.C.- Pasar un viernes en un zorba no es habitual, pero los tiempos que vivimos tampoco. Francisco Vázquez-Grande, economista español que trabaja en la ReservaFederal en Washington, nos presentó su visión (estrictamente) personal de cómo ha llegado España a donde está y porqué la operación del sábado 9 de junio no ha dado los frutos esperados.

¿Qué pasó durante el boom en España entre 1993 y 2007? El producto interior bruto de España creció mucho más que el de sus vecinos, pero los precios todavía más. La combinación de inflación y tipos de interés bajos –producto de la entrada en el euro– dispararon la inversión. Con una economía de baja cualificación del capital humano, mucha tierra y un sesgo hacia comprar pisos, toda la inversión se dirigió al sector de la construcción. Las cajas de ahorro, tras las reformas de los 90, crecieron hasta sumar el 50% del sistema financiero. El problema es que las cajas se convirtieron prácticamente en promotoras inmobiliarias, incrementado significativamente sus activos inmobiliarios. La mala gestión de las cajas las ha llevado a una situación insostenible.

Durante el boom también aumentó el nivel de endeudamiento exterior. El endeudamiento privado llegó a ser el 300% del PIB. La deuda pública no era muy elevada, pero a partir del 2009 comienza a subir de la mano del gasto público, principalmente en prestación por desempleo y prejubilaciones. Lo único positivo es que se mantuvo la cuota de exportaciones durante los años del boom. Pero el problema es que el crecimiento real camuflaba una disminución de la productividad. Mientras tanto el abandono escolar llegó al 40%. El modelo de crecimiento basado en bajas cualificaciones se perpetuaba empeorando la situación.

¿Qué pasó el 9 de junio? El gobierno español consiguió que la Unión Europea acordase a comprometer hasta 100.000 millones de euros, es decir, el 10% del PIB español. Se suponía que con este respaldo, los mercados se calmarían ya que el sistema financiero español quedaba asegurado. Sin embargo la prima de riesgo seguía subiendo el lunes y toda la semana siguiente. ¿Porqué? En retrospectiva parece que hay 2 problemas. Primero, que al pasar por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, la operación suma automáticamente un 10% a la deuda pública, y los intereses al deficit. Segundo, que todo apunta a que el resto de la deuda quedará subordinada a las obligaciones con Europa, por lo que los inversores ven perjudicadas sus posiciones. Todo esto a 2 semanas de una nueva emisión de deuda en un momento en el que ya pagamos el 3% del PIB en repagar intereses.

¿Qué puede salvarnos? Si sale adelante el proyecto de la unión bancaria europea, se podría evitar una corrida de los bancos españoles, pero todo apunta a que solo se logre un acuerdo para una “unión blanda”. Si una entidad europea comienza a comprar bonos españoles también podría aliviar la situación española. Las elecciones de Grecia y su posible salida del euro también serán determinantes en el futuro de España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: