Joan Caivano: Women’s leadership and freedom of expression in Latin America

Washington, D.C.- Joan Caivano, Presidente adjunta y directora de proyectos especiales del Inter-American Dialogue, habló ayer con nosotros del trabajo que hacen sobre libertad de expresión y liderazgo de mujeres en América Latina.

La libertad de expresión no atraviesa su mejor momento en la región. Los problemas van desde la concentración de medios en pocas manos hasta la amenaza directa a periodistas, ya sea física o a través de censura editorial. La situación en Honduras y en México es preocupante –en el primero como consecuencia de la no tan resuelta crisis política y en el segundo como efecto colateral de la guerra contra las drogas– y el número de periodistas asesinados ha subido significativamente durante el último año. En ciertos países como Ecuador, Venezuela o Nicaragua, la alteración del balance institucional hacia una menor independencia de los poderes judicial y legislativo también están afectando a la libertad de expresión. Otros países como Chile  y Brasil sí que están aprobando leyes de acceso a la información.

La situación de las mujeres en la región es más positiva. Joan presentó información sobre dos temas clave: participación política y mortalidad materna. La representación de las mujeres en la vida política ha cambiado de forma radical. Las leyes de cuotas han producido efectos impresionantes en países como Argentina y Costa Rica. Dado que los partidos políticos son un factor estructural que frena la entrada de nuevos actores (actrices en este caso), la fórmula de las cuotas parece ser una herramienta útil. La incógnita es si estas leyes tienen fecha de caducidad por definición o que pasará cuando cumplan su función. ¿Será igual a los casos de affirmative action en temas raciales de EEUU que están siendo considerados inconstitucionales por discriminatorios?

El caso de la mortalidad materna sin embargo es alarmante. Aún teniendo mejores estándares de salud y educación que muchos países en desarrollo y siendo una región de ingresos medios, se producen muchas más muertes por abortos. El acceso a la sanidad y a un aborto “seguro” es reducido en zonas rurales y los estándares de educación sexual distan mucho del ideal. Por otro lado, las restricciones legales hacen que el acceso a un centro médico para realizar abortos sea restringido y prácticamente exclusivo para las elites. El aborto se ha convertido en un problema de clases. Cabe mencionar que el papel que juega la Iglesia a nivel institucional tiene una clara relación con el trato jurídico que recibe el aborto en la mayoría de lo spaíses de la región.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: